• No products in the cart.
Proceed to Checkout

Blog

Arce Burgerianum Bonsai cultivo

ARCE BURGERIANUM como Bonsai

Llamado también arce Trífido, este árbol es de tamaño medio incluso en ocasiones arbustivo y de crecimiento bastante rápido, es caducifolio.

Es una especie que nos llega del este asiatico. Concretamente de los bosques de montaña de China, Japón y Taiwan principalmente, aunque actualmente se encuentra extendido por prácticamente todo el mundo.

Sus hojas con forma de tridente son de color verde claro, aunque en otoño tornan a colores anaranjados o incluso rojo. Los frutos son alados para facilitar su propagación con el viento.

En cuanto a la corteza es marrón grisáceo y rugosa según se va haciendo más viejo.

 

Situación donde ubicar tu Bonsai

 Como todos los arces, son bastante frágiles al esceso de rayos de sol y de los vientos cálidos, ya que pueden ocasionar el que las puntas de las hojas se marchiten.

También hay que tener en cuenta que procede principalmente de bosques de montaña donde la humedad es más o menos constante, con lo que para evitar una rápida deshidratación que puede hechar a perder las hojas e incluso ramas, es necesario apartarlo del sol directo por lo menos en los meses de más calor.

Yo tengo mis arces bajo una malla de sombreo pero en una zona luminosa. Recuerda que se resiente también a las corrientes de viento cálidas con lo que no estaría de más, ubicarlo en un rincón algo protegido del viento en general.

Para que en otoño puedas disfrutar del cambio de tonalidad es necesario que le pegue el sol, y no me estoy contradiciendo. Solo en otoño les destapo la malla de sombreo para que les de el sol.

Ubicación ideal

Un rincón protegido del viento y del sol fuerte del mediodía, por ejemplo con una tela de sombreo que podamos quitar al llegar el otoño. A los Burgerianum bonsai no les gusta nada los cambio de ubicación, así que es mejor poder adaptar el lugar donde se encuentra según la estación.

 

Riego

El Acer Burgerianum agradece que se le vaporicen las hojas aunque debes de tener cuidado de no hacerlo cuando pega el sol, o poco antes de que empieze a calentar.  Yo te aconsejo que sea a la tarde noche para evitar que se quemen las hojas.

En cuanto al riego, este no tiene nada que ver con la vaporizaciòn de las hojas, son 2 cosas diferentes el primero es vital para el bonsai, y el segundo es para ofrecerle una mejor calidad de vida. Debes regar en verano más frecuentemente y en invierno no tanto.

Si tiene un buen sustrato que drene bien, no te cortes a la hora de regar y debes de notar la humedad en la superficie de la tierra siempre.

Recuerda que si acabas de adquirir el arbolito y tiene un sustrato muy compacto,tienes que regarlo por inmersión aunque no sea la mejor manera de hacerlo, eso si, espera hasta que llegue el principio de primavera y transplantalo a un buen sustrato sin falta.

Si el agua con el que riegas es muy caliza, riega de vez en cuando con agua en la que has macerado durante 24 horas ceniza vegetal, despues de colar la ceniza claro está.

La otra posibilidad es que tengas siempre un trozo de carbón vegetal dentro del recipiente de riego que cambias de vez en cuando.

Ojo con el cloro, debes regar con agua que hayas recogido un día antes y la hayas dejado destapada, para darle tiempo al cloro a evaporarse, por lo menos la parte gaseosa.

La mejor agua para regar es la de lluvia, siempre y cuando no vivas en una gran ciudad y la recojas de los canalones, con la cantidad de residuos que arrastra hasta que la obtienes.

 

Transplante y sustrato adecuado.

Yo uso 100% akadama pero si es cierto que estoy en la zona norte. Para los que vivís en zonas cálidas es mejor mezclar un 70% de akadama y un 30% de greda volcanica o arena para conservar más la humedad.

En cuanto a la frecuencia, si el Bonsai está en formación, cada 2 años para ayudarle a desarrollarse más rápido. Si el Bonsai está terminado, cuando lo necesite, esto significa: o cuando salgan raizes por los agujeros de drenaje, o cuando el sustrato esté tan compacto como para que el agua patine y no penetre facilmente en la tierra, o cuando el bonsai tenga algún problema de raizes y necesite un transplante de urgencia.

Recorta todas las raizes leñosas verticales que crecen hacia abajo directamente o hacia arriba y recuerda que para poderlas cortar, debes asegurarte de que en su lugar ( normalmente por debajo) dejas pelillos absorventes. En caso de que no tenga en esa zona capilares absorventes, pues a esperar otro transplante y comprobar que estas le hayan nacido para eliminar a sus hermanas leñosas.

 

Abonado

Evitar abonar un Bonsai delicad0 o recién transplantado o recien podado drásticamente.

No abonar tampoco en invierno ni pleno verano.

En primavera y despues de 20 días de la brotación, ( cuando los brotes ya estén maduros ) abonar equilibradamente con un abono orgánico que sea equilibrado en sus cantidades y especial para Bonsai.

Si usas uno para plantas en general aplica algo menos de lo que te sugiere el fabricante.

Desde finales de verano y hasta la caida de las hojas cero de N nitrogeno para evitar que los entrenudos del año siguiente sean exagerados.

 

Poda, Pinzado y defoliado

En cuanto a la poda, el momento de realizarla es al final del invierno y antes de ver ningún tipo de movimiento en las yemas que indiquen el despertar del árbol.

Es muy peligroso hacer podas drásticas o eliminar ramas de gran tamaño fuera de esta época ya que el arbol puede sufrir en esceso o incluso morir.

Los brotes son opuestos, así que debemos fijarnos despues de cortar la rama (dejando algo de muñon después del brote que queremos respetar) hacia donde deseamos que continue la dirección de la misma  y eliminar la yema de la dirección que no nos interese.

Usar siempre pasta cicatrizante en los cortes gruesos y herramientas afiladas para que los cortes sean límpios.

El pinzado hay que realizarlo durante toda la época de crecimiento para densificar la copa y evitar que las hojas del exterior se hagan cada vez más grandes, ya que reciben más luz solar. Al hacerse grandes le hacen sombra a los brotes interiores marchitandolos y consiguiendo solo hojas en el exterior de la copa.

El momento del primer pinzado, es cuando rompen las yemas al principio de primavera y empiezan a aparecer tres hojitas en cada brote. Antes de que las hojas se desplieguen del todo, arrancaremos con los dedos cuidadosamente la hojita del centro. De esta forma frenaremos el crecimiento de la rama y los entrenudos será más cortos.

Defoliar totalmente a mi no me gusta, pero si quieres hacerlo, siempre que sea antes del mes de Julio y solo a un ejemplar fuerte.

Yo prefiero defoliar solo las ramas más vigorosas, para así dar tiempo a las más débiles a fortalezerse.

Los primeros años no toques las ramas inferiores para que engorden y adquieran vigor, ya que en el futuro siempre serán las menos fuertes por encontrarse más lejos de la luz solar.

 

Alambrado

Mejor realizar el alambrado cuando el bonsai no tiene hojas. Justo cuando se desprende de ellas para darle tiempo a que cojan posición las ramas antes de que comienzen a engordar y hagan clavarse el alambre, que es cuando se debe quitar.

Si alambramos en otoño como te digo, hay que tener cuidado a la llegada del verano siguiente porque casi seguro ya empiezan a quedar marcas.

Como caduco que es el arce, sus ramas son muy quebradizas.

Yo suelo enrafiar o proteger con cinta aislante, las ramas medianas antes de alambrarlas para evitar que partan, y digo las medianas porque las gruesas es muy complicado moverlas de sitio. La única forma de posicionar las ramas gruesas de un caduco, es por medio de tensores y apretando un poco cada semana,o rasgando la intersección de la misma con el tronco y cortando una cuña. Pero en fin, hablamos de técnicas ya muy avanzadas y complicadas de llevar a cabo con éxito.

Plagas y enfermedades

Las plagas más comunes en los arces suelen ser:  pulgón, araña roja, cochinillas y orugas. Existen insecticidas específicos para cada uno de estos bichejos. Yo suleo probar lo primero con tierras de diatomea que es un insecticida mecánico natural e inocuo en nuestra tienda lo encontarrás.

El cuanto a las enfermedades fúngicas, podríamos decir que las más frecuentes son oidio y chancros. Debemos de eliminar todas las hojas afectadas y quemarlas, a continuación aplicar un tratamiento adecuado con algo menos de cantidad de lo que nos marca el fabricante y teniendo en cuenta de proteger la superficie de la tierra con un papel para que no caigan residuos.

Normalmente hay que hacer tres tratamientos para cualquier dolencia con 15 días de separación entre ellos.

Y lo que te comento siempe, si te ha quedado alguna duda, o te surge otra, o quieres aportar algo a este articulo, puedes ponerte en contacto conmigo en el 674 648 565  o  en el mail [email protected]

Richard Diego (técnico de Bonsai del museo de Bonsai de Gueñes)

Deja un comentario

Scroll to top