• No products in the cart.
Proceed to Checkout

Categoría: BONSAI Y PENJING

Estampas otoñales en el Bosquecito

Ya ha llegado el otoño a nuestro Museo de Bonsai de Gueñes.

Una época mágica para disfrutar de los colores de las copas de nuestros árboles. También es la estación de los frutos y de las setas.

Os presentamos esta colección de estampas recogidas esta mañana a lo largo de nuestro jardín japonés.

Espero que las disfrutéis.

Tokonoma en el Museo de Bonsai Bilbao Bonsai manzano

Tokonoma otoñal con arce                                 Bonsai de Manzano

Bosque de arces Arce rojo japonés

Bosque de arces palmatum                                     Arce rojo japonés

Tokonoma de Bonsai de Haya Serissa Phoetida

Tokonoma de otoño con un haya                Serissa en plena floración

Otoño en el Museo de Bonsai de Gueñes Cotoneaster kengai

Coloración de la lagestroemia                Cotoneraster Kengai

Fruto de la Pyracantha angustifolia Pyracantha angustifolia amarilla

Pyracantha angustifolia de frutos rojos o amarillos

Arce Burgerianum en otoño Setas entre los Bonsai

Arce burgerianum             Setas bajo un viejo pino pentaphyla

Otoño en el Museo de Bonsai  Setas bajo un castaño

Setas bajo nuestros Bonsai anuncian la llegada del otoño

Estampa otoñal en nuestros Bonsai

Wabi-kusa (Jardines acuáticos en miniatura)

Tarde creativa.

Esta tarde he creado estas piezas de WABI KUSA que bajan para la tienda de Bilbao.

Wabi-kusa es una técnica japonesa creada por el maestro de acuarista Takashi Amano.

Se trata de cultivar plantas palustres o de rivera de río y plantas acuáticas a modo de un pequeño jardín para tener en casa y que siempre permanezca con agua, por eso se usan recipientes sin agujero de drenaje.

En este caso he usado recipientes vintage de metal que me parece que le dan un puntillo, papiros del Nilo y Davalias.

Espero que os gusten.

wabi-kusa Wabi-kusa

Nuestra colección de macetas Rakú

Esta es la colección que os presentamos de macetas y kuramas de cerámica elaborada con la técnica japonesa de Rakú: Son macetas para cultivar Kusamono ( mini jardines ) o Bonsai.

Si quieres información acerca de alguna de ellas; precios, medidas, más fotos ponte en contacto con nosotros en el 94 6570778 o en [email protected]

Hacemos envíos a toda la península.

 

Macetas-kusamono-raku

macetas-bonsai-raku

El rakú (樂) es una técnica tradicional oriental de elaboración de cerámica utilitaria.

Originaria de Corea, sin embargo es en Japón donde ha florecido desde hace unos 450 años la ciudad de Kyoto es su referente.

Raku-yaki-23 Kurama bonsai   Raku-yaki-20 kurama bonsai

Raku-yaki-21

Raku-yaki-12 kurama bonsai

Raku-yaki-11kurama bonsai  Raku---yaki-6 kurama bonsai

Raku-yaki-9 kurama bonsai

 

Desde finales del siglo XVI el rakú atrajo a los maestros del té que usaban esta técnica para crear sus cuencos .

La palabra “Raku” significa “deleite, comodidad, placer contemplativo”.

 

Raku-yaki-16

Raku-yaki-17

Raku-yaki-18

Raku-yaki-15

Raku-yaki-14

La técnica se basa en los 4 elementos:

TIERRA – el barro empleado

AIRE – para el primer secado antes de ir al horno

FUEGO – se cuecen a unos 900 grados se dejan enfriar aún incandescentes sobre serrín.

AGUA – se sumergen por último para parar la cocción.

El resultado son piezas únicas y exclusivas con esmaltes craquelados y mezclas maravillosas de color.

Raku-yaki-10 Raku-yaki-12 kurama bonsai Raku-yaki-13 Raku-yaki-8 Raku-yaki-7 Raku---yaki-5 Raku---yaki-3 Raku---yaki-2 Maceta raku Bonsai 1

Historia del Bonsai y los paisajes en miniatura Penjing

Vamos a conocer un poco más acerca de la historia del arte del Bonsai y su precursor que fue el Penjing o paisajes naturales en miniatura, aunque como te puedes imaginar existen multitud de teorías al respecto de su comienzo, ya que hablamos de hace mucho tiempo y no se conservan demasiados documentos que las avalen.

geisa1geisa2

Escasos son los escritos que hablan de una  época exacta de la creación de los primeros bonsái.Lo que sí está claro es que quienes primero los hicieron fueron los orientales.

Trasplantaron árboles enanos de las laderas de la montaña y de los precipicios, a recipientes ornamentales, y empezaron a apreciar en sus hogares y jardines lo que consideraron como“una misteriosa y peculiar belleza” en estos árboles.

Cuenta una antigua legenda,  que fueron los monjes budistas que se dedicaban a la medicina y la alquimia, quienes plantaron por primera vez ejemplares de árboles en maceta, para no tener que subir al monte a recoger hojas o raíces cada vez que se ponían a elaborar sus pócimas.

Poco a poco fueron creando toda una filosofía hacerca del cultivo y la contemplación de dichos ejemplares y podandolos de una forma artística ,hasta consiguieron con el tiempo que alguno de estos  paisajes o árboles individuales se convirtiese incluso en objeto de culto.

El origen del bonsái está asociado al arte tradicional chino de jardinería en miniatura. Son paisajes que se crean en recipientes, con árboles pequeños, rocas de diversas formas y que reciben el nombre “Penjing”. La idea de los chinos fue disfrutarlos en el interior de sus casas o en las terrazas. Sin embargo, fueron los japoneses quienes perfeccionaron el arte del cultivo de los árboles llamados bonsái o” árboles en bandeja”; las primeras noticias al respecto datan del siglo XIV, y es posible que su cultivo se iniciara cientos de años antes. De hecho en una pintura hecha en 1.309 d.C. se muestra una escena familiar y sobre la mesa hay un macetero con bonsái de períodos muy anteriores. Quizás por eso resulta increíble que si hace más de mil años los orientales empezaron a cultivar el bonsái, en occidente haya surgido recientemente tanto interés por ellos.

Los artistas del Penjing expresaban sus ideas y sentimientos recreando escenas naturales, por lo tanto, se habla de dicho arte como “Pintura en tres dimensiones”, “Poesía silenciosa” o “Escultura viviente”.

Los historiadores todavía no saben exactamente cuándo empezó el arte del Penjing aunque en 1972 los arqueólogos chinos desenterraron la tumba de 1.200 años del príncipe Zhang Huai -segundo hijo de la emperatriz Wu Zetian, de la dinastía Tang- en la provincia de Shaanxi. Uno de sus murales representa a unas doncellas de la corte imperial levantando fuentes con este tipo de paisajes en las manos.

historia3

Durante las dinastías Ming (1368-1644) y Üing(l644-1911), el arte del Penjing se desarrolló aún más. La creación y apreciación del Penjing se convirtió en una afición tanto del emperador y los nobles, como de la gente común.

Estos árboles en maceteros se encontraban solamente en casas de nobles ricos, quienes podían afrontar el precio por una cosa tan rara y exclusiva.  Este arte encontró particular atracción en ese período.

Fue el comienzo de los bonsái y su creación permanece como una de las artes más queridas de Japón.

historia

 

 El Penjing se dividió en dos categorías principales: La miniaturalización de árboles y la de paisajes. La primera utiliza árboles de características estéticas especiales con raíces nudosas y viejos troncos de formas caprichosas. Esta es conocida en países europeos y americanos por su nombre en japonés: ” Bonsái “.

La otra forma  Penjing  son, los paisajes en miniatura toma a las rocas y musgos como componentes, además de los árboles. Se usan también  pagodas, puentes  y figurillas  de cerámica .

Existen conocidos centros de Penjing que han desarrollado estilos característicos: Suzhou, Yangzhou, Shanghai, Xixian, Guangzhou y Chengdu.

 Hasta comienzo del siglo XX,  los bonsái nunca habían sido vistos fuera de Japón; sus primeras apariciones fueron en una exhibición en París en 1898 y otra exposición en Londres en 1909 donde algunos ejemplares causaron sensación. Sin embargo los japoneses explicaron que no había que darle tanto énfasis a la edad del árbol, porque lo más importante acerca de los bonsái es su belleza y el contacto directo que proporciona al cuidador con la naturaleza.

Se habla de diferentes árboles como los más longevos cultivados actualmente, hay quien dice que es un pino trabajado por el maestro Kimura que tiene alrededor de 1000 años recuperado de la montaña japonesa, o un Rododrendro en china que se lleva cultivando 550 años y otros que posee la familia real Nipona de más de 800. Lo que si es cierto es que la gran mayoría de los ejemplares más antiguos conocidos en la era moderna, desaparecieron durante la segunda guerra mundial y de muchos ellos no quedan fotografías ni documentación ya que la gran mayoría se perdió durante la contienda.

En China, tradicionalmente, el Penjing  se divide en tres estilos principales:

SHUMU PENJING:  Árbol en maceta.

Conocido en el mundo occidental como Bonsái ,se rige por los conceptos artísticos de este arte, siendo los estilos y tamaños los mismos usados en el arte del Bonsai.

SHANSUI PENJING: Paisaje lejano.

Las rocas representan grandes montañas que emergen del agua, si se usan árboles éstos deben ser muy pequeños para así acentuar la escala y lograr la armonía visual. En este tipo de paisajes o representaciones, las rocas  son el principal medio de expresión artística. Una o varias rocas arregladas sobre un Suiban pueden recrear un hermoso paisaje lejano, además se utilizan musgos, plantas miniatura o pequeñas figuras que determinan las proporciones de las montañas representadas . Para lograr la armonía visual en la composición, las rocas deben ser del mismo tipo, clase y color, hay que evitar las formas grotescas o muy simples.

SHUIHAN PENHING: Paisaje cercano.

En este estilo predomina la tierra y el agua dando menos  importancia para las  piedras, representan un prado, una campiña, incluso un río con lo márgenes rodeados de árboles. La composición clásica se efectúa en un Suiban o laja tanto natural como de fibra,  y el agua es natural o simulada con arena de distintos grosores y colores.

Aparte de Rocas y árboles en el taller de “Los Jardines de Kyoto” usamos también diversas plantas como helechos, hiedras, etc, que miniaturalizamos con técnicas de Bonsai para complementar nuestros paisajes, así como arenas y miniaturas reales como puentes de piedra auténtica, farolillos de forja y todo lo que se os ocurra para dar un mayor realismo a nuestras obras.

El Penjin y el Bonsái enseñan  sobre todo a amar la naturaleza, observarla y comprenderla. Esta es la única manera posible de cuidar y mejorar con los años cada una de nuestras obras, que nunca están acabadas y que al ser elementos vivos siguen creciendo y transformándose.

Todo un proceso que implica ir aprendiendo diferentes técnicas, saber más de botánica y de su estética junto con la filosofía que encierran.

Bueno, pues espero haberte aclarado alguna duda acerca de los orígenes de este arte y que la lectura te haya resultado divertida, si tienes alguna sugerencia o más información con la que pueda complementar este articulo ponte en contacto conmigo, y  recuerda que el bonsái transmite paz interior, tranquilidad y mucho afecto hacia todo lo que nos rodea.

Que más se le puede pedir a un hobby en estos tiempos que vivimos.

Richard Diego Técnico de “Los jardines de Kyoto”

Scroll to top